• La agricultura y la ganadería se expandieron un 4,7% mientras la economía se hundía
  • Las AAPP, con educación y sanidad, también lograron un crecimiento sólido
  • El comercio, hostelería y las actividades artísticas se desploman más del 24%
tractor-agricultura-espana.jpg
Un tractor trabajando el campo en el norte de España. Foto de Alamy

 

Durante los años de crecimiento económico y salud (no había pandemia), la hostelería, el turismo o el comercio disfrutaron de crecimientos fuertes dentro de la economía de España. Sin embargo, la crisis sanitaria y económica derivada del covid-19 ha provocado un cambio, que posiblemente será temporal, pero que es cuanto menos curioso y revelador. Sectores que estaban estancados o mostraban una tendencia a la baja han liderado el crecimiento y la creación de empleo: la agricultura, la educación y la sanidad han sumado empleo y ganado peso en la economía. En los peores momentos es cuando nos damos cuenta de lo que es realmente importante: salud, alimentación, educación y vivienda.

 

Ya con los datos de PIB de 2020 prácticamente cerrados se puede ver cuál ha sido el comportamiento de cada sector en el cómputo del año a través del valor añadido, datos que publica el Instituto Nacional de Estadística y Eurostat. Cabe destacar la desigualdad con la que ha afectado la crisis a cada sector del tejido productivo. Desagregando la economía en diez ramas de actividad gruesas se observa que una de ellas creció con fuerza en 2020, en medio de la pandemia que hundió el PIB un 11%: la rama de ‘agricultura, ganadería, selvicultura y pesca’ se expandió un 4,7%. 

 

 
La crisis ha sido desigual. La agricultura crece y la hostelería se hunde

-Agricultura y ganadería. El trabajo en esta rama se ha considerado fundamental durante la pandemia (no se ha visto afectado por los confinamientos), lo que junto a un mayor consumo de alimentos de la población durante los periodos de confinamiento y las interrupciones de ciertas cadenas de suministros exteriores, han permitido a la agricultura y la ganadería hacerse fuertes en medio de la crisis. Tanto es así, que esta rama de actividad representó un 3,4% del valor añadido (su peso en la economía), la cifra más alta desde 2004, más de quince años.

En euros, la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca produjeron 35.196 millones en 2020, la cantidad más elevada desde que hay registros, algo normal porque la economía tiende a crecer y cada año la agricultura supone más millones aunque pierda peso relativo en el conjunto de la economía española. En términos de empleo, la agricultura terminó el año con 1,152 millones de afiliados a la Seguridad Social, unos 7.000 más que un año antes.

 

La agricultura no pesaba tanto en el PIB desde hace 15 años

-AAPP, educación y sanidad. Otra rama de actividad que también se expandió durante 2020 fue la ‘administración pública y defensa; seguridad social obligatoria; educación; actividades sanitarias y de servicios sociales’, que disfrutó de un crecimiento del 1,4%. Además, esta rama ha alcanzado el mayor peso en el PIB desde que hay registros, superando el 20% de valor añadido bruto en la economía, unos 211.000 millones de euros generados en 2020. Dentro de esta rama destaca el empleo generado las actividades sanitarias han sumado 70.000 puestos (tanto públicos como privados) y la educación más de 100.000 nuevos afiliados (entre públicos y privados).

 

-Actividades financieras. La última rama que ha crecido en medio de la vorágine del covid ha sido la de actividades financieras y de seguros, que se ha expandido durante el año un 2,4%. Un sector muy digitalizado y que ha podido prosperar incluso en medio de la pandemia. No obstante, esta rama del sector servicios le pasa como a la agricultura, representa una parte relativamente pequeña de la economía si se compara con las ramas más poderosas de ‘administración pública’ o la de ‘comercio y hostelería’. Las actividades financieras y de seguros suponen unos 46.000 millones de euros y alrededor del 4,5% del PIB.

Via: Eleconomista.es

España, sector a sector: la agricultura se hace fuerte en la crisis y alcanza su mayor peso en el PIB en 15 años - Grupo Chamartin

España, sector a sector: la agricultura se hace fuerte en la crisis y alcanza su mayor peso en el PIB en 15 años

05.03.2021

 

  • La agricultura y la ganadería se expandieron un 4,7% mientras la economía se hundía
  • Las AAPP, con educación y sanidad, también lograron un crecimiento sólido
  • El comercio, hostelería y las actividades artísticas se desploman más del 24%
tractor-agricultura-espana.jpg
Un tractor trabajando el campo en el norte de España. Foto de Alamy

 

Durante los años de crecimiento económico y salud (no había pandemia), la hostelería, el turismo o el comercio disfrutaron de crecimientos fuertes dentro de la economía de España. Sin embargo, la crisis sanitaria y económica derivada del covid-19 ha provocado un cambio, que posiblemente será temporal, pero que es cuanto menos curioso y revelador. Sectores que estaban estancados o mostraban una tendencia a la baja han liderado el crecimiento y la creación de empleo: la agricultura, la educación y la sanidad han sumado empleo y ganado peso en la economía. En los peores momentos es cuando nos damos cuenta de lo que es realmente importante: salud, alimentación, educación y vivienda.

 

Ya con los datos de PIB de 2020 prácticamente cerrados se puede ver cuál ha sido el comportamiento de cada sector en el cómputo del año a través del valor añadido, datos que publica el Instituto Nacional de Estadística y Eurostat. Cabe destacar la desigualdad con la que ha afectado la crisis a cada sector del tejido productivo. Desagregando la economía en diez ramas de actividad gruesas se observa que una de ellas creció con fuerza en 2020, en medio de la pandemia que hundió el PIB un 11%: la rama de ‘agricultura, ganadería, selvicultura y pesca’ se expandió un 4,7%. 

 

 
La crisis ha sido desigual. La agricultura crece y la hostelería se hunde

-Agricultura y ganadería. El trabajo en esta rama se ha considerado fundamental durante la pandemia (no se ha visto afectado por los confinamientos), lo que junto a un mayor consumo de alimentos de la población durante los periodos de confinamiento y las interrupciones de ciertas cadenas de suministros exteriores, han permitido a la agricultura y la ganadería hacerse fuertes en medio de la crisis. Tanto es así, que esta rama de actividad representó un 3,4% del valor añadido (su peso en la economía), la cifra más alta desde 2004, más de quince años.

En euros, la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca produjeron 35.196 millones en 2020, la cantidad más elevada desde que hay registros, algo normal porque la economía tiende a crecer y cada año la agricultura supone más millones aunque pierda peso relativo en el conjunto de la economía española. En términos de empleo, la agricultura terminó el año con 1,152 millones de afiliados a la Seguridad Social, unos 7.000 más que un año antes.

 

La agricultura no pesaba tanto en el PIB desde hace 15 años

-AAPP, educación y sanidad. Otra rama de actividad que también se expandió durante 2020 fue la ‘administración pública y defensa; seguridad social obligatoria; educación; actividades sanitarias y de servicios sociales’, que disfrutó de un crecimiento del 1,4%. Además, esta rama ha alcanzado el mayor peso en el PIB desde que hay registros, superando el 20% de valor añadido bruto en la economía, unos 211.000 millones de euros generados en 2020. Dentro de esta rama destaca el empleo generado las actividades sanitarias han sumado 70.000 puestos (tanto públicos como privados) y la educación más de 100.000 nuevos afiliados (entre públicos y privados).

 

-Actividades financieras. La última rama que ha crecido en medio de la vorágine del covid ha sido la de actividades financieras y de seguros, que se ha expandido durante el año un 2,4%. Un sector muy digitalizado y que ha podido prosperar incluso en medio de la pandemia. No obstante, esta rama del sector servicios le pasa como a la agricultura, representa una parte relativamente pequeña de la economía si se compara con las ramas más poderosas de ‘administración pública’ o la de ‘comercio y hostelería’. Las actividades financieras y de seguros suponen unos 46.000 millones de euros y alrededor del 4,5% del PIB.

Via: Eleconomista.es

riego por pivot

Interested in our products?

If you have any questions for us about our products or services, please do contact us:
Send us your inquiry
Abrir chat