4 formas diferentes de emplear un centro pivot para riego

25.07.2019

Cada cultivo requiere de una cantidad de agua y cada suelo demanda un método distinto o más adecuado de aplicación de dicha agua de riego.

Exponemos a continuación formas diferentes de emplear un Pivot circular en la aplicación de los riegos.

Método 1

Válido para muchos campos y suelos, el sistema inicia su funcionamiento desde un extremo del campo hasta un punto medio del mismo, regando en su desplazamiento. En la zona media el Pivot circular se detiene y es en este momento cuando se posiciona el temporizador de velocidad al 100% desplazándose el sistema a esta velocidad y en seco hasta el final del campo. En este extremo final del campo, se acciona el sistema en sentido contrario, situando el selector de velocidad en el tanto por ciento deseado según la aplicación de agua elegida y regando hasta el punto o posición media. Al llegar a este punto medio, paramos de nuevo el sistema de riego por Pivote central cambiando el selector de velocidad al 100% y haciendo funcionar el sistema hasta el inicio del campo en seco.

El tiempo que ha utilizado el sistema en desplazarse en seco al final del campo y el que ha utilizado en su vuelta para efectuar el riego de esta segunda mitad, permitirá que la primera mitad del campo se mantenga lo suficientemente seca como para permitir el desplazamiento del sistema al 100%, evitando problemas de hundimiento en las rodadas.

Este método será viable siempre que el tiempo en que esté sin riego una mitad del campo sea menor que la necesidad del cultivo o falta de riego. Requiere que el operador esté presente en cada uno de los pasos, ya sea accionando el interruptor de seco-riego, el selector de velocidad o el interruptor de dirección de marcha adelante-atrás.

Método 2

Esta forma de trabajo requiere muy poca atención por parte del operador. El sistema de riego por Pivote central comienza su movimiento regando desde un extremo del campo hasta el extremo opuesto o final, con el selector de velocidad en la posición elegida según la dotación requerida. Para evitar que el sistema retorne sobre el campo recién regado, con el consiguiente peligro de deterioro por las rodadas, efectuado el riego completo se detiene el sistema. Una vez que el campo se haya secado lo suficiente para permitir un perfecto desplazamiento, con el selector de velocidad al 100% y en seco, se desplaza hasta su posición inicial. El tiempo de parada debe tener en cuenta que no se produzca una emergencia o falta de riego en el cultivo. El tiempo de detención puede aprovecharse para realizar operaciones de mantenimiento. Una vez en el punto o situación inicial volveremos a hacer funcionar el sistema regando hasta el extremo opuesto. En suelos que percolen bien puede evitarse el volver en seco, pudiendo volver regando.

El Pivot nos permite mover el sistema de riego por el campo, en seco o aplicando agua. Además, nos deja seleccionar la velocidad de avance en cada momento, de tal manera que podemos ajustar la aplicación del agua de riego fácilmente y con gran exactitud. En un mismo espacio de tiempo, a más velocidad de avance del sistema aplicamos menos cantidad de agua y aminorando la velocidad de avance los emisores rocían más agua.

Método 3

Este método de riego con Pivot circular exige frecuentes y pequeñas aplicaciones y es muy adecuado para suelos relativamente arenosos. El sistema funciona aplicando riego hasta el final del campo y retorna nuevamente regando. Esta práctica es solamente posible en bajas aplicaciones o suelos de gran coeficiente de penetrabilidad que permitan el paso de las ruedas por las rodadas recién regadas.

Método 4

Similar al método 1, es más adaptable en casos en los que el operador no puede controlar directamente la fuente de agua o no puede cortar el suministro de agua cuando el sistema Pivot está funcionando. El sistema inicia el movimiento desde un extremo del campo y regando a gran aplicación llega a la zona media de la parcela. En este punto, se incrementa la velocidad de desplazamiento obteniendo así una menor aplicación en la segunda mitad del campo. Una vez haya recorrido completamente la parcela, el sistema retorna de nuevo, esta vez con una mayor aplicación para lo que se habrá reducido su velocidad. Esto será posible siempre y cuando esta segunda mitad del campo permita el paso del sistema nuevamente sin deterioro por las rodadas, pues todavía estará mojado. La situación será peor en el inicio del retorno, más aún cuando el sistema se desplaza regando. Cuando el sistema llega al punto medio del campo, se aumenta su velocidad, con lo que aplicaremos menos agua en esta segunda parte de la parcela.

Por ejemplo, si el Pivot circular tiene una capacidad de 10 mm de aplicación máxima al 100% de velocidad y hemos elegido una aplicación total de 50 mm, la aplicación puede ser: desde el inicio hasta la mitad 40 mm, desde la mitad hasta el final 10 mm, retornando desde el final hasta la mitad 40 mm y desde la mitad hasta el inicio 10 mm.

¿Interesado en nuestros productos?

Si tiene alguna consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros:
Contáctenos