Hacer el riego más eficiente y efectivo.

23.01.2019

El agua fue una vez considerada un recurso ilimitado. Ahora sabemos que los suministros de agua dulce son limitados y que las demandas de agua disponible seguirán creciendo. Para salvaguardar los recursos hídricos, los agricultores están evaluando constantemente sus métodos de riego. Numerosos agricultores están convirtiendo el riego de superficie a métodos mucho más eficientes, como el pivote central y el riego lineal.

Tras muchos años de investigación, CHAMSA ha descubierto que los centros pívot son mucho más eficientes para instalar, mantener y operar que el riego de superficie. La marca URAPIVOT de sistemas pívot les ahorra a los agricultores costes sustanciales y garantiza que el valioso agua disponible se use de manera eficiente. Estas máquinas pívot también minimizan el riesgo y utilizan la cantidad mínima de agua para obtener los máximos resultados. Las áreas de riego no tradicionales ahora comienzan a desarrollarse enormemente, debido precisamente a estos factores, ya que los agricultores están cada vez más dispuestos a invertir en tecnologías que amortizan en gran medida los años que, de manera natural, hay una humedad muy limitada y escasas precipitaciones.

Los avances en tecnología agrícola permiten una mejor gestión del riego y una aplicación cada vez más precisa del agua sobre los cultivos. Esa tecnología puede abarcar desde elecciones simples hasta sofisticadas herramientas de gestión.

Los productores pueden maximizar su retorno de la inversión con tramos URAPIVOT más largos al aumentar las áreas irrigadas para obtener mayores retornos y reducir los costes por hectárea. Unos tramos más largos disminuyen la inversión inicial de las máquinas de pivote central y lineales al reducir la cantidad de neumáticos, cajas de engranajes y motores que se deben comprar, lo que también repercute en un menor daño para los cultivos y un menor desgaste del equipo.

Los ingenieros de CHAMSA diseñan y prueban los tramos más largos para soportar las pruebas de resistencia y durabilidad más exigentes de la industria. Estos tramos cumplen con los mismos estándares de rendimiento que todos los otros tramos URAPIVOT.

En los próximos 50 años, el agua dulce que necesitamos para la agricultura y el consumo humano básico será cada vez más escasa, pero a su vez, para satisfacer la creciente demanda mundial de alimentos, será necesario irrigar más tierras de cultivo. Lo que no deja muchas más opciones que el deber de regar de manera eficiente para disminuir el impacto en nuestros recursos naturales limitados. La adopción de una nueva tecnología de riego permitirá a los agricultores satisfacer la creciente demanda de alimentos y fibras a la vez que se conservan los recursos naturales. Es por todo ello que los productores de hoy y Grupo Chamartín están liderando el camino, alimentando al mundo e intensificando la agricultura moderna.

¿Interesado en nuestros productos?

Si tiene alguna consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros:
Contáctenos