Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España: sequías y déficit hídrico

10.02.2021
  • El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha presentado el informe «Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España».
  • El informe analiza los impactos que se están produciendo y modeliza los que pueden producirse en el futuro en diversos escenarios climáticos.

A principios de febrero, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico publicó el informe “Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España”, un texto coordinado por la Oficina Española de Cambio Climático donde se muestran los principales impactos del cambio climático en los distintos sistemas naturales y sectores de España.

Los autores del texto analizan los documentos publicados en el primer Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC-1) y su última actualización publicada en 2020 (PNACC-2), destacando un total de 10 ámbitos de trabajo y sistemas naturales considerados prioritarios, y estudian cómo afectan los impactos del cambio climático en cada ámbito, profundizando en la interrelación de los riesgos entre diferentes áreas. 

El informe identifica un conjunto de 73 riesgos y prevé un aumento de la temperatura media del país entre 2 y 6,4 grados centígrados en el presente siglo, no obstante los autores señalan que «la lista de riesgos identificados debe considerarse preliminar y como un primer paso que puede ayudar a diseñar nuevos estudios y tomar algunas decisiones sobre las prioridades en algunos sectores”.


Cambios porcentuales de la precipitación en las celdas que cumplen los umbrales de significancia, para la España peninsular e islas Baleares y según el escenario de emisiones RCP 8.5 (MITECO 2018b).

Así pues, el objetivo de este informe no es otro sino informar y concienciar a la población y a las organizaciones interesadas de los riesgos provocados por el cambio climático en España, lo que constata una pieza clave para cumplir con los objetivos de información asumidos en la normativa internacional y europea.

Además, señalan, este informe puede servir para orientar el trabajo de las futuras publicaciones sobre la evolución de los impactos y riesgos derivados del cambio climático y para identificar los potenciales riesgos que pueden originarse en los diferentes sectores.

Recursos hídricos

En cuanto al impacto del cambio climático en los recursos hídricos, el informe subraya que se espera un aumento en la intensidad y la magnitud de las sequías meteorológicas e hidrológicas, debido principalmente al aumento de la evapotranspiración y a la reducción de las precipitaciones. Estos cambios podrían traducirse en una reducción de la aportación hídrica a los ríos.


Cambio en porcentaje en las principales variables hidrológicas en los tres periodos respecto al periodo control para el conjunto de España. Rango y media de resultados para RCP 4.5 (círculos) y RCP 8.5 (cuadrados). PRE: precipitación, ETP: Evapotranspiración potencial, ETR: Evapotranspiración real, ESC: Escorrentía total. [Fuente: CEDEX (2017), figura 170, p. 246].

Los autores señalan que durante la segunda mitad del siglo XX ya se ha observado una reducción del caudal en los principales ríos de la Península Ibérica, sin embargo, el incremento de las temperaturas, aunado a la posible disminución de las precipitaciones y los cambios de intensidad y frecuencia de estos fenómenos meteorológicos, pueden provocar alteraciones en el ciclo hidrológico, y afectar negativamente a algunos hábitats acuáticos de agua dulce.

Es importante recalcar que los recursos hídricos están muy relacionados con otros sectores, con lo que su inestabilidad podría traducirse en una vulnerabilidad sistémica.

Medio marino

El cambio climático representa una amenaza importante para las costas en España, aunque se trata de uno de los sectores mejor estudiados, ya que cuenta con su propia estrategia de adaptación. 

Entre los factores de afectación en relación al cambio climático destacan el ascenso del nivel del mar, los eventos extremos, los cambios en el oleaje y los cambios en la temperatura del agua, así como diversos factores antropogénicos, como la ocupación de la costa, lo que hace que aumente la exposición ante los riesgos climáticos.

Por otro lado, destacan los impactos sobre la biodiversidad y los ecosistemas, así como en la pesca y acuicultura, se deben fundamentalmente al aumento de temperatura, la acidificación y la pérdida de oxígeno. Así, se observan cambios en la distribución y abundancia de especies de flora y fauna marina, cambios fenológicos, establecimiento de especies invasoras y disminución del potencial pesquero y acuícola, principalmente. 

Desertificación y suelos

La desertificación de los suelos también se encuentra dentro de los riesgos identificados por los autores. El hecho de que las proyecciones sobre cambio climático en España apunten, entre otras cosas, hacia una creciente aridez y un aumento de las temperaturas, podría intensificar el incremento previsto de la aridez, lo que provocaría un aumento del riesgo de desertificación. Además, España es uno de los tres países de la Unión Europea con mayor riesgo de incendios, riesgo que puede verse incrementado.

En lo que respecta a los suelos, la disminución de la precipitación media o el aumento de fenómenos extremos (como sequías, inundaciones o incendios, entre otros) pueden provocar un incremento peligroso de la erosión sobre todo en aquellos suelos sujetos a alta intensidad de manejo.

Agricultura 

Al igual que señalan otros estudios sobre cambio climáticola agricultura y la ganadería también sufren impactos a causa del calentamiento global. Los cambios fenológicos asociados al desplazamiento de las estaciones, el aumento del estrés hídrico, y a las temperaturas extremas, aunado con el efecto de la posible limitación de los recursos hídricos para los cultivos de regadío, podrían tener efectos directos en la calidad de las cosechas.

De hecho, señala el informe, ya hay evidencias constatadas del cambio fenológico en los cítricos en España, debido principalmente al avance de las temperaturas primaverales y la falta de días fríos.

Medio urbano

Los autores señalan que los retos de las ciudades frente al cambio climático son muchos y diversos. Los núcleos urbanos identifican hasta 7 ejes de riesgo, entre los que se encuentran el aumento del nivel del mar, las precipitaciones intensas, así como la disminución de las precipitaciones, y el aumento de las temperaturas.


Daños económicos en las 10 ciudades españolas con un riesgo de inundación costera mayor. En verde se muestran los daños anuales medios, en amarillo los daños en el percentil 95 de la distribución de probabilidades y en azul la media del 5% de peores casos, ES (95%). Los datos se muestran en millones de euros y se corresponden al escenario de ascenso del nivel del mar RCP4.5 en 2050. Fuente: Informe «Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España», a partir de datos de Abadie et al. (2019).

Estos impactos en el medio urbano son generalmente reconocidos por las consecuencias negativas sobre la gestión urbana, los ecosistemas y los recursos, la planificación y las infraestructuras, las actividades económicas o la población, pero en muchos casos también se identifican impactos con efectos positivos. Esta dualidad, por tanto, debe tenerse en cuenta a la hora de evaluar los costes y beneficios de la adaptación urbana.

Energía

En el ámbito de la energía, la energía hidroeléctrica es la fuente de energía que puede verse más afectada por el cambio climático, debido principalmente a la menor disponibilidad de agua. 

Asimismo, los eventos meteorológicos extremos pueden afectar a las infraestructuras energéticas, especialmente las situadas en las zonas costeras, y generar riesgos añadidos sobre el sistema. Si bien el impacto más significativo del cambio climático en nuestro país vendría por el lado del nexo agua y energía, también existen otros riesgos relacionados con el nexo entre energía y uso de la tierra, que pueden ser más relevantes a medida que aumente el uso de la biomasa como fuente de energía en el futuro. El potencial de esta, señalan, también puede verse afectado por el cambio climático.

Salud humana

En relación a la salud humana, el cambio climático representa una amenaza creciente en España. Los riesgos claros son los asociados a las temperaturas excesivas y a las inundaciones, que se asocian con enfermedades y mortalidad por causas cardiovasculares y respiratorias, estrés térmico, agravamiento de enfermedades crónicas y lesiones.

Además, el cambio climático puede afectar a la salud humana indirectamente por concurrencia con la contaminación medioambiental y puede provocar cambios en la distribución geográfica y temporal de los agentes patógenos y sus vectores, lo que incluye enfermedades transmitidas por garrapatas, enfermedades transmitidas por mosquitos en regiones húmedas, y el crecimiento bacteriano por la temperatura o las inundaciones, que tiene una relación directa con los patógenos transmitidos por los alimentos y el agua, sensibles al cambio climático.

Otros impactos indirectos se manifiestan a través de aspectos sociales, como por ejemplo, la inseguridad alimentaria, la capacidad laboral, el impacto sobre el sistema sanitario y el desplazamiento de la población. 

A pesar de los riesgos, los autores del informe destacan que en la actualidad se dispone de mayor conocimiento que hace dos décadas sobre los impactos y las medidas de adaptación necesarias ante el cambio climático.

Así, señalan que la lista de riesgos identificados debe considerarse preliminar y confían en que sirva de base para desarrollar un diálogo que cuente con la activa participación de todos los actores implicados, empresas, organizaciones, gobiernos y población en general, para obtener mejoras y permitir una agregación coherente con las interrelaciones sectoriales.

Via iAgua

¿Interesado en nuestros productos?

Si tiene alguna consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros:
Contáctenos
Abrir chat