Protección y mantenimiento antihelada en instalaciones de riego

18.02.2019

Como mantenimientos comunes en todas las instalaciones de riego, ya sea aspersión o goteo, podemos citar los siguientes:

  • En zonas con riesgo de heladas, vaciar la instalación por posible congelación. Se vaciarán también las cámaras de las válvulas hidráulicas, eliminaremos toda el agua presente en filtros, y las válvulas de esfera se dejarán un poco abiertas para evitar que se rajen. En las instalaciones donde estén montadas válvulas de mariposa también es recomendable dejarlas un poco abiertas. Con riesgo de congelación, las ventosas deben ser drenadas.
  • En el caso de tuberías de polietileno, al ser un material flexible, es capaz de absorber el incremento de volumen que sufriría el agua al pasar de estado líquido a sólido.
  • La presión del agua congelada puede causar roturas y fugas en los contadores. Se aconseja comprobar que la caseta o armario donde se encuentra el contador esté en buen estado para evitar riesgos.
  • Si se trata de instalaciones de riego automatizas,se aconseja desaguar los solenoides y retirarlos de la parcela. En caso de instalaciones muy complejas donde no sea posible su recogida, lo ideal sería meterlos dentro de una caja para resguardarlos de las bajas temperaturas.
  • En general es recomendable desmontar y recoger todos los elementos que se puedan dañar de una instalación, ya que en los últimos años ha aumentado también el número de robos en el campo. En el caso de que no se puedan desmontar, es aconsejable taparlos con una manta térmica u otro material aislante.
  • En zonas frías recomendamos utilizar boquillas de plástico para los aspersores. Estas boquillas se romperían antes que el aspersor en caso de helada severa, por lo que se reemplazarían en lugar de todo el aspersor.

¿Interesado en nuestros productos?

Si tiene alguna consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros:
Contáctenos