«Aumenta la productividad de tus cultivos con el sistema de riego agrícola adecuado: todo lo que necesitas saber»

04.04.2023

Los sistemas de riego son herramientas cruciales en la agricultura moderna. Permiten a los agricultores controlar la cantidad de agua que reciben sus cultivos y garantizar que las plantas tengan acceso constante a la humedad necesaria para crecer y producir frutos. Hay muchos sistemas de riego diferentes disponibles, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. A continuación, se presentan algunos de los sistemas de riego más comunes utilizados en la agricultura:

  1. Riego por gravedad: Este es uno de los sistemas de riego más antiguos y más simples. Consiste en inundar el campo con agua y dejar que se filtre en el suelo para que las raíces de las plantas puedan absorberla. Este sistema funciona mejor en terrenos planos y es relativamente barato y fácil de instalar. Sin embargo, el riego por gravedad es bastante ineficiente y puede ser difícil de controlar, lo que significa que se desperdicia mucha agua.

  2. Riego por aspersión: Este sistema utiliza rociadores para distribuir el agua por encima del cultivo. El agua se distribuye uniformemente en todo el campo, lo que lo hace muy efectivo en terrenos irregulares o con pendientes pronunciadas. Los sistemas de riego por aspersión son también relativamente fáciles de instalar y ajustar, y pueden ser automatizados. Descubre los aspersores Somlo y nuestros pívots centrales, laterales e hipódromos URAPIVOT

  3. Riego por goteo: Este es uno de los sistemas de riego más eficientes disponibles. Consiste en colocar tubos por debajo del nivel del suelo que distribuyen agua directamente a las raíces de las plantas. Este sistema proporciona un control preciso sobre la cantidad de agua que recibe cada planta y reduce significativamente el desperdicio de agua. El riego por goteo también ayuda a reducir la cantidad de malezas que crecen en el campo, ya que solo se riegan las plantas que realmente necesitan agua. 

  4. Riego por inundación: Este sistema es similar al riego por gravedad, pero en lugar de inundar todo el campo con agua, se utiliza una red de canales y compuertas para controlar la cantidad de agua que recibe cada sección del campo. El riego por inundación es efectivo en terrenos planos y es relativamente fácil de instalar y ajustar. Sin embargo, es uno de los sistemas de riego menos eficientes disponibles, ya que puede resultar en una gran cantidad de desperdicio de agua.

En resumen, hay muchos sistemas de riego diferentes disponibles para los agricultores, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Al elegir un sistema de riego, es importante considerar las necesidades de los cultivos, las condiciones del terreno y los recursos disponibles para el agricultor. En última instancia, el objetivo es elegir el sistema de riego que proporcionará la cantidad adecuada de agua a las plantas mientras se minimiza el desperdicio de agua y se maximiza la eficiencia y la productividad de la tierra.

Consulta con nuestros expertos ellos te asesorarán para encontrar el mejor sistema que se adapte a tus necesidades, sácale todo el partido a tus cultivos, aprovecha cada gota.

¿Interesado en nuestros productos?

Si tiene alguna consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros:
Contáctenos
Abrir chat